El origen del Parque Nacional de los Picos de Europa se remonta al año 1918 cuando, por iniciativa del Marqués de Villaviciosa Don Pedro Pidal se declaró el primer Parque Nacional de España: El Parque Nacional de la Montaña de Covadonga. En esta ruta recorreremos los paisajes que cautivaron al Marqués y que motivaron su inclusión en la red de paisajes protegidos española. En 1995 el Parque es ampliado al territorio actual pasando a llamarse Parque Nacional de los Picos de Europa y constituye el segundo parque nacional más visitado de España, después del Parque Nacional del Teide (Tenerife). En 2003 la Unesco aprobó la propuesta que lo convierte en Reserva de la Biosfera.

Hay que tener en cuenta que durante Semana Santa, ciertos puentes y todo el verano estará operativo el Plan de Transporte a Lagos de Covadonga desde Cangas de Onís. El plan de acceso a los Lagos en transporte público responde al objetivo de proteger el Parque Nacional Picos de Europa (Reserva de la Biosfera) durante las épocas del año de mayor afluencia turística. El resto del tiempo el acceso es libre. En la página de la Red de Parques Nacionales siguiente podéis consultar toda la información actualizada:

El acceso es libre para minusválidos con vehículo acreditado y que los autobuses de grupos organizados requieren un permiso especial para acceder. Durante los periodos de regulación, una flota de autobuses garantiza el desplazamiento de todos los visitantes entre Cangas de Onís, Covadonga y los lagos, efectuando paradas en los principales puntos de interés de la ruta, entre los que se incluyen establecimientos hosteleros y de actividades. Están habilitados cuatro aparcamientos autorizados (con 1.600 plazas) en Cangas de Onís Centro-P1, en El Bosque-P2, en el Muñigo-P3 y en El Repelao-P4.

Desde el 1 de julio al 30 de septiembre el Parque dispone de un servicio de rutas guiadas entre las que se encuentran rutas en la zona de Sajambre (León), en Liébana (Cantabria) en Cabrales (Asturias) y en la zona de los Lagos, donde transcurrirá la excursión de la que hoy hablaremos. Las salidas se realizarán desde el aparcamiento de Buferrera a las 10:30 h de la mañana y en ellas los guías especializados nos hablarán de flora, fauna, etnografía y, por supuesto de Geología.

Se trata de una ruta de baja dificultad, ideal para hacer en familia, con una duración de 3 h y un desnivel de 220 m.

IMG_1186

La Vega de Comeya fue en el pasado un lago de grandes dimensiones. Se trata de un poljé en el que hubo explotaciones de turba.

Centro de interpretación Pedro Pidal

Nuestro punto de partida será el Centro de interpretación Pedro Pidal en Buferrera donde se muestra distintas exposiciones que facilitan el conocimiento del Medio Natural, orografía e historia del Parque. También muestra algunos aspectos generales de la Geología y podremos ver una maqueta del Sistema del Trave, que con sus 1441 m es uno de los sistemas de cuevas más profundos del mundo. Trece de las cuevas más profundas del mundo se encuentran en los Picos de Europa, lo que los convierte en un paraíso para los espeleólogos.

En este centro podremos adquirir la Guía geológica del Parque Nacional de los Picos de Europa, asequible libro en el que se muestran 14 rutas por los Picos de Europa, publicado por iniciativa del IGME y del Organismo Autónomo de Parques y editado por Adrados ediciones, en el que yo misma he participado como coautora, maquetadora e ilustradora. Esta publicación puede ser la base de nuestras excursiones para los senderistas interesados en saber más sobre el entorno en el que trascurren sus rutas.

Desde el Centro de interpretación nos dirigiremos hacia Norte donde nos podremos asomar a la Vega de Comeya una amplia vega que en su día debió de constituir un gran lago que desapareció hace más de 8000 años, entonces se formó una gran turbera que fue origen de una explotación, cuyos restos aún se conservan.

Minas de Buferrera

Otra explotación que se encuentra en el entorno de los Lagos son las minas de Buferrera. Se trata de una explotación en la que se extraía, hasta 1979, manganeso y hierro, minerales que se encontraban en las grietas y oquedades de las calizas que forman los Picos de Europa en este sector.

IMG_1193

La retirada del material morrénico para explotar el Fe y Mn de la zona ha dejado al descubierto un interesante ejemplo de karst en pináculos

 

 ¿Cómo se han formado los Lagos de Covadonga?

Hace unos 40.000 tuvo lugar el último máximo glaciar que afectó a las montañas cantábricas. Por aquel entonces los tres macizos que conforman los Picos de Europa estaban ocupados por grandes casquetes de hielo que en algunas zonas, como en el cercano Jou Santu, alcanzaron los 300 m de espesor. El hielo es un agente muy erosivo cuyo movimiento produce la rápida destrucción de la roca en el fondo y en las paredes de los valles glaciares. Como si se tratara de una máquina excavadora el material arrancado es transportado por el hielo valle abajo y es acumulado en la base, en los laterales de la lengua de hielo y en la confluencia de varias lenguas glaciares. Este tipo de depósitos de materiales transportados por el hielo se denominan morrenas y en función de la posición en la que se encuentran se denominarán morrenas basales, laterales, centrales o frontales. En Covadonga podremos observar todos estos tipos de morrenas. Las propias minas de Buferrera han sido excavadas sobre una morrena lateral de un glaciar que procedía de las cumbres más altas que se alzan ante nosotros. La cresta que separa los Lagos de Enol y El Ercina, llamada la Picota por su morfología afilada no es otra cosa que una morrena central, formada como consecuencia de la confluencia de los glaciares del Ercina y otro que descendió por la Vega de Enol. Se recomienda la subida hasta la misma cresta desde donde se tendrán unas magníficas vistas de ambos lagos y de todo el entorno. En ambos lagos la retención de las aguas es posible por la existencia de sendas morrenas frontales que actúan a modo de represa. Todo el fondo de ambos valles se encuentra cubierto de materiales glaciares que constituyen las morrenas basales.

El Lago Ercina

Continuamos nuestro camino bordeando el lago Ercina por su margen derecha (oeste). El Lago Ercina es un lago de poca profundidad y fue la principal fuente de agua para las minas de Buferrera. De no ser por las presas que los mineros construyeron en su extremo sur este lago ya habría desaparecido ya que su agua naturalmente se sume por una oquedad que existe en su borde sur. Desde las minas nos dirigiremos hacia el Lago de La Ercina, uno de los tres lagos que encontramos en Covadonga, junto con el Lago Enol y el efímero lago de El Bricial. Se trata de unos de los escasos lagos que encontramos en los Picos de Europa, y los de mayores dimensiones. La ausencia de lagos en los Picos de Europa se debe a la presencia casi mayoritaria de calizas en estas montañas. La caliza es una roca permeable que impide la circulación de agua en su superficie, de ahí la escasez de cursos fluviales en estas zonas. En Covadonga la presencia de pizarras en esta zona ha posibilitado la formación del cuenco impermeable que alberga los lagos.

Alrededor del lago llaman la atención las acumulaciones de grandes bloques que se encuentran en la base de los principales relieves. Estos avalanchas de bloques fueron originados por el retroceso de los hielos. El potente manto de hielo que un día ocupó esta zona ejerció una fuerte presión contra las paredes del valle glaciar. Cuando el hielo desapareció estas tensiones se relajaron por lo que las montañas tendieron a expanderse lateralmente lo que condujo al desencadenamiento de grandes avalanchas de rocas y caídas de rocas.

Las Reblagas

Tras cruzar el Lago de la Ercina llegamos a la zona de Las Reblagas, allí nos encontramos una pequeña cabaña de piedra que en su día servía como cobijo para los pastores que subñian a cuidar del ganado en el verano. Hoy en día una pastora vende allí huevos y el apreciado y carísimo Queso de Gamonéu que es curado allí mismo en la cabaña al calor de la lumbre (o eso dicen…).

IMG_2879

El Tercer Lago. Lago Bricial

Rodeando El Mosquital, cumbre que separa los lagos de Enol y La Ercina llama la atención una amplia zona llana que se destaca entre el terreno abrupto que nos rodea. Se trata de la Vega del Bricial, una zona que durante las épocas de fuertes precipitaciones, o tras el deshielo, se inunda formando el efímero lago de El Bricial cuyas aguas tienden a desaparecer sumidas en la roca caliza. El Arroyo de El Resecu es el torrente encargado de aportarle agua y durante las crecidas forma una llamativa cascada a su llegada a la vega llamada La Meona.

El karst

Seguimos rodeando El Mosquital a través de un intrincado paisaje a base de hoyos, y rocas agrietadas y acanaladas de curiosas formas. Se trata del modelado típico de las regiones calizas. El agua de lluvia, en contacto con el carbonato cálcico, produce la disolución de la roca por lo que se forman canalizos y sumideros. Durante la primavera es normal ver pequeños cauces fluviales que aparecen y desparecen súbitamente en estos agujeros.

Vega de Enol

Atravesaremos la Vega de Enol para dirigirnos hacia el Lago Enol. Cada día 25 de julio la Vega de Enol se convierte en el escenario de La Fiesta del Pastor que se celebra desde 1939 y ha sido declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional. Desde Cangas de Onís, a las ocho de la mañana en punto salen los romeros hacia la vega del lago Enol, siendo la única noche del año en la que está permitida la acampada. La fiesta comienza con la tradicional misa en la Capilla del Buen Pastor a las diez de la mañana. Una vez acabada la misa se reúne el Consejo Abierto la Corporación y el Consejo de Pastores. Una vez reunido se efectúa el reparto equitativo de pastos, se elige al administrador de los pastos que se encarga de aplicar la ley y a la pastora más guapa. Durante el día se efectúan juegos rurales, carrera de caballos a pelo, concurso-exposición de artesanía tradicional, actuación de grupos folclóricos y la escalada a la Porra de Enol. En 1994 la comunidad de pastores de los picos de Europa recibe el galardón de Premio Príncipe de Asturias al Pueblo Ejemplar.

IMG_1184

Lago Enol, mostrando el valle glaciar en perfecta forma en U tallado por el glaciar del Enol. El lago se ubicaría en el frente de la lengua de hielo.

En la Vega de Enol llama la atención un conjunto de hoyos que se destacan sobre la pradera. Toda esta vega está cubierta de materiales transportados por el glaciar de Enol. La presencia de numerosos sumideros en el sustrato calizo que se encuentra por debajo de los depósitos glaciares hace que este material tienda a sumirse por estos huecos lo que se refleja en superficie en la formación de depresiones subcirculares llamadas boches.

El regreso hacia el aparcamiento de donde partimos se puede hacer tanto por el borde derecho del lago (es una estrecha senda) como por su margen izquierda (pista y carretera). Una vez en el otro lago del Lago Enol miraremos a nuestra espalda para admirar el amplio valle glaciar con su morfología típica en forma de U formado por el glaciar del Enol.

El santuario de Covadonga

Es obligada la visita al Santuario de Covadonga, origen del reino de Asturias y lugar de peregrinaje para el mundo cristiano. En este sector destaca la Cueva donde se aloja la imagen de la Virgen de Covadonga, nuestra patrona, pero lo más llamativo en la cascada que brota justo debajo de la capilla. Se trata de la surgencia del río Orandi que tras sumirse en la Vega del mismo nombre a través de la cueva.Documentación

  • Guía geológica del Parque Nacional de los Picos de Europa. 14 itinerarios geológicos. Ediciones Adrados. 2ª edición 2013. 
  • Parque Nacional de los Picos de Europa. Anillo de Refugios. Mapa topográfico excursionista a escala 1:50.000. Ediciones Adrados. 2012
  • Picos de Europa y Costa oriental de Asturias. Mapa topográfico excursionista con 50 itinerarios pedestres. Escala 1:80.000. Ediciones Adrados
  • Picos de Europa. Macizo Occidental (El Cornión). Mapa topográfico excursionista a escala 1:25.000. Ediciones Adrados. 2009